“No me interesa ser artista de masas. No me interesa tocar cuatro teclas del común denominador de sentimientos. Me interesan todos los sentimientos. Me gustan la canción, la vida y la visión de la persona como una paleta amplia y no reducida, como pasa con la cultura de masas. Si quieres ser masivo, tienes que simplificar mucho. Me interesa que la gente escuche lo que hago. Me gusta ver que el número crece, pero no juzgo lo que hago por sus características cuantitativas sino por las cualitativas. Prefiero que a un concierto vayan cincuenta personas por las razones adecuadas que cinco mil por las equivocadas”.

Anuncios

ROSA MONTERO.

septiembre 4, 2008

(Periodista y escritora española. En su libro “LA LOCA DE LA CASA”. Alfaguara, 2007)

“Me he acostumbrado a ordenar los recuerdos de mi vida con un cómputo de novios y de libros […]. Todos los humanos recurrimos a trucos semejantes; sé de personas que cuentan sus vidas por las casas en las que han residido, o por los hijos, o por los empleos e incluso por lo coches. Puede que esa obsesión que algunos muestran por cambiar de automóvil cada año no sea más que una estrategia para tener algo que recordar”.