DIARIO EL NACIONAL

junio 21, 2009

cojea

[La frase acompaña la fotografía principal en la primera página de la edición del sábado 20 de junio de 2009, referida al funcionamiento del Metro de Caracas. Debajo, el resto  del texto]

El transporte subterráneo fue la joya de la ciudad. Aún no cumple tres décadas de existencia, pero su faz aparenta más: las escaleras mecánicas pueden pasar meses en reparación como ocurre en la estación Plaza Venezuela (escalera clausurada desde el año pasado); en Petare, lo que era un mural es ahora un manchón sucio; en El Valle-La Rinconada la gente se sienta en el andén a esperar el tren que siempre llega con retraso. Y en los vagones el calor es asfixiante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: